TERMINA CICLO DE ANSELMO PALMA EN MAGALLANES QUIEN TRASPASA EL CLUB AL EMPRESARIO CRISTIÁN OGALDE

Category: Artículos Sin Comentarios

club magallanes anselmo palmaAhora, se viene la tarea pendiente que todos anhelamos,   la de regresar a primera división, las bases están quedaron sólidas,  un estadio en comuna popular donde se es querido,  una hinchada que crece y un club con historia.    Así llegamos a este 2017 y  Anselmo Palma dice no más,   nunca sabremos a ciencias ciertas si de verdad  hizo todo lo posible para  llevar a Magallanes a primera, pero lo que si tenemos claro es que  hizo todo para  darnos dignidad como club, de insértalo de lleno al profesionalismo y desde su visión de empresa convertirla en un producto viable.  Sin lugar a dudas Palma será recordado de manera positiva en la historia del Club, un visionario que dejo huella.  Ahora la historia sigue, veremos donde nos lleva.  

 Con la promesa a los socios y su hinchada de regresar a lo grande, la sociedad anónima desde el año 2000 su gestión en el club, y desde su inicio con Alfonso Swett todo fue un desastre, una administración que solo se sentó a mirar como en lo deportivo  y en un corto periodo de tiempo se llegó a contratar a ocho entrenadores en solo tres años y medio.    La Academia  sin ningún tipo de inversión material solo se dedicaba a sustentar al primer equipo, terminando en la posición 14° el dos mil, en el 2001 termina 12° y el 2002 encabezó el grupo para evitar el descenso a Tercera.   Así se llegaría al 2006, tras concluir la peor Campaña hasta ese momento en sus 109 años de Historia, desciende nuevamente a Tercera División tras concluir último entre 12 equipos.       Se pensó que el club al caer al amateurismo  nuevamente pasaría los socios de la Corporación pero eso nunca se aclaró en el momento de la venta, incluso  casi desaparece su personalidad jurídica de la entidad de socio de no ser por un puñado de valientes hinchas que siempre estuvieron presente.

Entra a escena entonces Anselmo Palma Pfotzer, Ingeniero Civil Industrial y accionista entre otras empresas de Wenco S.A., quien  se hace del club y el control del mismo.    Palma se coloca metas he intenta un acercamiento con la hinchada, la cual con el correr del tiempo siempre seria esquiva por la pasión de ésta y por él sabía que al manejar el club  como empresa de alguna manera la dispersión de funciones y el constante  asedio de los hinchas dificultarían su visión  en cuanto a su proyecto.       Lo primero que hace es darle estabilidad económica a cuerpo técnico y jugadores,  conseguir  un estadio donde Magallanes seria reconocido como local, es así como el año 2008, Magallanes logra la concesión del Estadio Santiago Bueras de Maipú por 4 años renovables.   Desde ese momento todo sería una serie de acontecimiento positivos, la llegada a Osvaldo “Arica Hurtado” a quien se le da libertad de mando, en conjunto a una columna vertebral de jugadores trabajados, hacen que el año  2010, el club realice una gran campaña en Tercera.    Logra el primer lugar en el Grupo Sur, clasificando con comodidad a la etapa final, donde permanece en los puestos avanzados, a pesar de la temporal supremacía de Trasandino, quien encabezaba la tabla. Sin embargo, el elenco de Los Andes comenzó a decaer y Magallanes arremetió, transformándose en campeón de torneo en la última fecha, tras vencer por 4-0 a Provincial Talagante en el Estadio Roberto Bravo Santibáñez de Melipilla, y regresando una vez más al fútbol profesional chileno.

Lo que vendría para Palma seria la fase dos,  y eso se comienza a gestar en marzo de 2011, cuando se  inaugura el Complejo  deportivo del Club deportivo Magallanes,  de 7 hectáreas en la comuna de Peñaflor, solo a media hora del estadio Bueras de Maipú.  Entonces aparecen las  escuelas de futbol,  las divisiones inferiores crean identidad a fin de sacar nuevas figuras,  se funda la casa del jugador, gimnasio y canchas de futbol sintético entre otras comodidades a los jugadores y funcionarios del club.   Ese año cumple una irregular campaña en Segunda, situándose en puestos cercanos al descenso de Tercera División, pero Deportes Copiapó fue la escuadra que terminó por descender.      Pero a pesar del regreso al profesionalismo y el crecimiento  en la infraestructura y solides institucional que se entendía  tenía el club,  solo la buena campaña de Copa Chile en la definición por el título con U. Católica  parecía ser la única lucecita de felicidad alcanzada dentro de tanta inversión y años por Palma…,  los años pasaban sin pena ni gloria, Magallanes pululaba cada año  constantemente en  la medianía de la tabla  y a ratos coqueteando con el fantasma del descenso, nunca una real intensión de subir, nunca  se estuvo  ni siquiera cerca, en cambio los demás clubes teniendo  muchos menos que nosotros lograban subir.    Ni siquiera el cambio de estadio provoco un giro,  sin duda se mejoró la asistencia de público, pero las actuaciones  en cancha se encargaban al mismo tiempo de ahuyentarlo.

Así llegamos hoy, diciembre del año 2017 y  Anselmo Palma dice no más,   la verdad nunca sabremos a ciencias ciertas si de verdad  quiso  o hizo lo suficiente para  llevar a Magallanes a primera, pero lo que si tenemos claro que  hizo todo para  darle dignidad al club, de insértalo de lleno al profesionalismo y desde su visión de empresa convertirla en un producto viable.    Sin lugar a dudas Palma será recordado de manera positiva en la historia del Club, honrado, visionario y que dejara huella.         Ahora, se viene para quien lo suceda la tarea pendiente que todos anhelamos,   Magallanes tiene  que regresar a primera división, las bases están y ya se comentaron,   un estadio en una comuna popular y donde es querido,  una hinchada que crece y se refuerza por una poderosa historia de un club que ya es marca registrada en Chile.      Dicen que todo cambio es para mejor y esperemos que sea así,  ya no podemos permitirnos dejar partir más abuelos sin ver un clásico con Colo Colo o definiendo con la U. Española en Santa Laura  una liguilla o con la U en el nacional un disputado desempate…    eso es lo que era la Academia y donde nunca debimos  habernos ido… a eso aspiramos ahora.    Bienvenido Sr.  Cristián Ogalde,  quien como nuevo accionista, ya visitó las instalaciones del club albiceleste.    Ogalde es también máximo accionista de Deportes Santa Cruz y representante de importantes jugadores de futbol como Claudio Bravo, Eduardo Vargas, Marck Gonzalez, carlos Villanueva etc.. y  quien lleva varios años en la representación de jugadores. Antes estudió derecho en la Universidad Central.  Así se formó un prestigio en el rubro. Quienes lo conocen hablan de una persona tranquila, “quitado de bulla, no le gustan mucho los micrófonos. Para él los artistas son los jugadores y por eso trata de no ser protagonista”.

image_print

Deja un comentario

Verifica que eres un humano :) *