UN EXTRAVIADO MAGALLANES CAE 2-1 DE LOCAL ANTE COPIAPÓ EN SAN BERNARDO

Category: Artículos 2 comments

magallanes vs copiapo 2018

Un partido que inicia con gran intensidad física y  constantes movimientos de posición  que de alguna manera ayudaron al dinamismo en las aproximaciones a portería,  es en este sentido cuando  es el cuadro Copiapino tras jugada colectiva llegarían al gol tempranamente,  Lukas Soza pone el botín a los siete minutos y el 0-1 que lo deja cuesta arriba para los de Balladares que jamas reaccionaron con decisión, solo y por varios minutos un tibio control de las acciones que si bien hizo trabajar al portero nortino no fue lo suficientemente fino para concretar.    Copiapó de alguna dándose cuenta de la juventud de su rival espero jugar al  error del contrario y con el gol a favor prefería manejar  los tiempos,  un momento de lucidez al minuto 36 cuando  Aranguiz vía magnifico  tiro libre lo deja todo empatado, el 1-1 abre el juego y ambas escuadras se turnan en enredadas  llegadas que duran  hasta el descanso. 

El inicio del segundo tiempo Copiapó entro con todo y mas concentrado,  por su parte Magallanes deja los pelotazos y comienza a tocar reiteradamente  a fin de intentar  asumir un rol con más tenencia de balón,   Jones, Sosa y García intentan ser más protagónicos, sin embargo es la visita la que se equivoca menos con la pelota en los pies, llegando más y mejor.   Magallanes a ratos corría detrás el balón y eso lo complicaba todo,  Balladares manda entonces dos cambios al hilo a fin de capturar el medio campo que era nortino, de esta forma la confianza cambia un poco y Magallanes mejora por algunos minutos,   en eso se estaba cuando aparece el típico grueso error defensivo carabelero,  una pelota robada  donde aparece el “Paco Ibáñez que la coloca sutilmente al costado derecho batiendo a Mall, minuto 63 y el 2-1 era acorde a lo que se veía en la cancha.   Balladares luego manda al francés  Barroilhet a la cancha a fin de dar más poder ofensivo,  esto se logra pero el desorden albiceleste ya estaba instalado  y dejando muchos espacios atrás.   No se entendía como Magallanes había esperado 70 minutos para ser profundo, con cambios tardíos y que debía reaccionar a la desventaja del resultado.    A Copiapó solo le basto con cerrarse bien y espera el contragolpe.  Magallanes era un atado de errores,  de nervios, con  jugadores confundidos que cada semana cambian de posición para intentaban resolver de manera individual casi  con improvisación.   Hay que decirlo derechamente y ya no lo podemos ocultar,   la fórmula Balladares derechamente ya no le alcanza para solucionar el acertijo que le pone el rival cada semana y es por qué nadie tiene idea a que se juega y por qué eso mismo es traspasado finalmente a los jugadores, sumado a que algunos de ellos no tienen la jerarquía  suficiente y tampoco le terminan de solucionaran el problema  futbolístico que le impone el rival de turno.     En resumidas cuentas, otra derrota que duele y que nos hace sentir impotentes ante tanta inoperancia ante una hinchada fiel que no se la merece. 

image_print

2 comments to UN EXTRAVIADO MAGALLANES CAE 2-1 DE LOCAL ANTE COPIAPÓ EN SAN BERNARDO

  • Eduardo Santa Cruz  dice:

    ya está bueno, urgente un DT de verdad y volver a un horario adecuado, los domingos en la tarde (la asistencia bajó a la mitad hoy día)

  • Mister Jota  dice:

    No hay por dónde sacarle lustre al partido del domingo a mediodía…
    Todo… Absolutamente TODO fue un desastre como aquellos de épicas jornadas. Los partidos dirigidos por el innombrable de hace un par de años, están al nivel de lo visto en el reducto Sambernardino.
    Lo más triste de todo es que yo había olvidado las sensaciones de desolación al ver a nuestros grumetes correr y correr tras la redondita; en circunstancias que el rival de turno daba clases de marca anticipación y juego coordinado… Osea, clases de cómo JUGAR COMO EQUIPO.
    La concurrencia escuálida del mediodía no se cansó de vociferar para que el equipo avanzara con intención de ataque. Sin embargo, y preocupantemente, no se aprecia intención de atacar con sorpresa como alguna vez lo señaló el Almirante tras el partido con La Serena de hace unas fechas. No se vio coordinación de movimientos de equipo en el mediocampo; y más de alguna posibilidad de ataque fue desechada por los mismos jugadores carabeleros al retroceder el balón. Eso sólo muestra inseguridad en los atributos propios o falta de trabajo en las jornadas de preparación durante la semana.
    Increíblemente hay -a esta altura del torneo- una variación anormal en los funcionamientos de semana a semana. Algunas veces con sobrada confianza y mucha sincronía; y otras con menos fortuna y mucho más esfuerzo. Pero, lastimosamente para mi apreciación y expectativa, lo del pasado domingo fue lo peor de lo visto en el trabajo de este proceso técnico. No pretendo que el equipo arrase con sus oponentes en cada partido; me importa menos que gane, que pierda o que empate. Lo que busco y disfruto es cuando el equipo juega con fe en sus medios y no permite que el oponente de turno haga lo suyo.
    En ese sentido, la actitud en la modalidad de marcar al rival, anticipando o disputando el balón contra un rival, DEBE ser mejorada. Lo visto en nuestro estadio en esta ocasión es para grabarlo y mostrarlo a nuevas generaciones con la idea de enseñar lo que no se debe hacer al marcar. Para muestra, señalar que el número 30 del cuadro Copiapino se dio un festín con cuanto “marcador” tuvo al frente… durante todo el encuentro. Y si le sumamos el trabajo que realizó junto al 10, respecto de juego coordinado; lo podremos usar como ejemplo a seguir.
    Nuestra Gloriosa Carabela ha tenido jornadas mucho mejores en partidos recientes, y aunque no ha terminado ganando el encuentro, ha sido gratificante en mi apreciación. Sin embargo, en el caso reciente, pude sentir la presencia espectral de pablo abraham (así con minúsculas) en sus peores y más bullados encuentros; cuando el equipo parecía un cuadro de la liga amateur (sin desmerecer al equipo que será enfrentado por la Carabela prontamente), que no mostraba dignidad y espíritu de grupo en la cancha.

Deja un comentario

Verifica que eres un humano :) *